Instituto Lula

Doná ahora
Menu

Lula afirma no sentir "rabia" tras fallo por parcialidad del juez que lo encarceló

26/03/2021 09:00

Fotografía: Ricardo Stuckert

Por Spanish Xinhua

El ex presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010) , dijo hoy jueves que carece de sentimientos de "rabia" o "venganza" contra el ex juez Sergio Moro, quien impuso una condena en su contra por la cual pasó 580 días preso, misma que fue anulada el martes por el Supremo Tribunal Federal.

En entrevista con Xinhua, el ex mandatario calificó a Moro de un "héroe de barro que se ha desmontado", y expresó no sentir "rabia porque quien ganó no fui yo, fue el pueblo brasileño que volvió a poder creer que es posible la existencia de justicia".

"No necesitaba tardar cinco años, tardó, pero finalmente ganó el pueblo", subrayó.

Esta es la primera reacción pública de Lula sobre la votación por 3-2 de la Sala II del máximo tribunal, que consideró que hubo persecución y parcialidad de Moro en la condena, ahora anulada, de ocho años de cárcel en la Operación Lava Jato, iniciada en marzo de 2014.

"No quiero venganza, no tengo odio, tengo menos tiempo de vida por delante y quiero dedicar lo que viene a hacer que el pueblo y el país puedan mejorar", subrayó.

Lula aseguró que con los derechos políticos reestablecidos no está pensando en candidaturas para las presidenciales de 2022, pese a que a sus 75 años de edad se siente "joven y con energía".

"Personalmente voy a continuar luchando. Creo que Moro está con odio ahora, pero yo cuando estaba preso sabía que dormía más tranquilo que Moro", dijo el fundador del Partido de los Trabajadores (PT).

En 2018, tras la condena que inhabilitó a Lula para participar de las elecciones ganadas por Jair Bolsonaro, el ex magistrado renunció a la magistratura para sumarse al actual gobierno como ministro de Justicia, cargo que ostentó hasta mayo de 2020, para luego pasar a la iniciativa privada.

Este mes, Lula recibió la anulación de sus dos condenas en la operación Lava Jato por una determinación del juez supremo Edson Fachin, quien entendió que Moro no tenía jurisdicción desde el juzgado de Curitiba (sur) para vincular al ex presidente con desvíos en la petrolera Petrobras, pero el martes recibió su mayor triunfo cuando la sala II de la Corte entendió que fue víctima de persecución política por parcialidad del magistrado que lo juzgó.